13
Jue, Dic
5 Nuevos artículos

Lobos aseguró que Vega intento abusarla, y que ella solo se defendió.

Policiales

Fiama Lobos, la acusada de haber matado a puntazos a Daniel Nicolás Vega (70), dijo que lo lesionó ya que intentó defenderse de un ataque sexual.

Tal como lo había anunciado El Ancasti, Lobos, asistida por su defensor Víctor García, fue indagada el viernes a la mañana en el edificio de la Fiscalía de la Segunda Circunscripción Judicial, en la cabecera departamental andalgalense.
 
Según informaron las fuentes judiciales, la joven optó por declarar y dio una versión similar a la que había trascendido cuando había sido arrestada la madrugada del 24 de junio, minutos después del feroz ataque a Vega, en la propiedad ubicada en el distrito Huaco.
 
Lobos relató que le ayudaba a Vega en el envasado de los dulces caseros que éste realizaba y que esa madrugada el septuagenario intentó abusarla sexualmente. La joven relató que el hombre en otras oportunidades había intentado tocarla pero que siempre había logrado zafarse. Esa madrugada, de acuerdo con su declaración, el hombre se puso violento y ella tomó un cuchillo con el que tiró dos puntazos y que luego salió corriendo. Aseguró que no tenía intención de matar, solamente quería defenderse.
 
La detenida señaló que recién se enteró de la gravedad de las heridas provocadas a Vega cuando fue arrestada por la policía. También negó que otra persona haya estado involucrada en el incidente. Según confirmó una fuente a este diario, esta hipótesis aún no es descartada por la pesquisa. 
 
Investigación
Según señalaron las fuentes consultadas por este diario, el fiscal de instrucción en feria, Alejandro Scidá, aguarda el informe de la autopsia.
 
Lobos está imputada por el delito de "homicidio simple", cuyo castigo previsto en la escala penal va de los ocho a los 25 años de prisión. La joven -quien tiene una hija de cuatro años- sigue detenida en la ciudad de Andalgalá, a la espera de que la Fiscalía solicite la audiencia de prisión preventiva. 
Pese a la versión del supuesto ataque sexual, la principal hipótesis con la que trabaja la Fiscalía es el robo y las pruebas indicarían que al menos una persona -del sexo masculino- estuvo junto a Lobos la fatídica madrugada.
 
El grave hecho de sangre ocurrió en la propiedad ubicada en las afueras de Andalgalá, en donde Vega residía y también se dedicaba a los trabajos como agricultor en una finca que tenía a su cargo.
Alrededor de las 2 de la madrugada fue sorprendido y recibió un puntazo en una de sus manos y en uno de sus ojos, por lo que el agricultor perdió abundante cantidad de sangre.
 
El hombre salió como pudo hacia la calle y desangrándose pidió auxilio. Una vecina lo ayudó y lo trasladó rápidamente al hospital José Chaín Herrera, en donde recibió las primeras curaciones. Sin embargo, debido a la gravedad del puntazo en el ojo, los médicos resolvieron que lo óptimo era derivarlo a un centro de mayor complejidad, por lo que fue trasladado en forma urgente al Hospital San Juan Bautista de la ciudad.
 
Tras cinco días de agonía, Vega falleció. Ese día la Fiscalía solicitó que se le realice la operación autopsia.

Escribir un comentario

El Medio no se hace responsable en ningún caso de las opiniones de sus lectores en los comentarios, así como puede o no estar de acuerdo con lo que en ellos se diga. No se permiten comentarios ofensivos o insultantes, los cuales serán bloqueados en forma automática por el sistema.

Código de seguridad
Refescar