21
Mié, Feb
0 Nuevos artículos

Luciano Rojas aseguró que Juan Carlos debe ser imputado, a lo sumo, por exceso en legítima defensa.
 
El abogado defensor de Juan Carlos y Matías Rojano, acusados por la muerte de Yamil Mercado,  Luciano Rojas, expresó que no cabe ningún tipo de responsabilidad para Matías y que para su hermano sólo se configuraría el delito de exceso en la legítima defensa.
 
El letrado, en declaraciones brindadas a radio Valle Viejo, indicó que los hermanos, que actualmente están imputados por homicidio calificado por alevosía, “siguen en calidad de detenidos y a la espera de que se realice la audiencia  de prisión preventiva que está dispuesta para el próximo lunes, dentro de la feria judicial”.
 
 
“Ellos no provocaron”
 
“Hay distintas versiones, queda claro que  han discutido, pero mis representados estaban en sus lugares de trabajo, ya que trabajaban en el mismo edificio, uno en la planta alta y el otro en la baja; y el suceso se produjo allí, por lo cual cualquier  provocación que pudo haber existido de estos grupos no fue causada por mis defendidos. Considero que las responsabilidades de cada uno de ellos deberán acreditarse en el transcurso de la investigación, pero esto no es un homicidio agravado, tampoco es un homicidio simple. La  conducta que se les puede reprochar en esta causa a mis defendidos es, como máximo, un exceso  de legítima defensa por parte de uno de los imputados u homicidio en estado de emoción violenta”, argumentó Rojas.
 
Asimismo, el defensor expresó: “Es lo que vamos a peticionar en la medida que podamos acreditarlo, aportando pruebas de parte. Los imputados son dos, nada más que la conducta en el mismo hecho desarrollada por cada uno de ellos, es distinta. Considero que Matías Rojano no tiene ningún tipo de responsabilidad penal, porque él no le pegó o lesionó a nadie  y no tuvo un acuerdo con otra  persona ni facilitó para que otra persona cometa un delito. Vamos a ver la situación procesal de él para luego trabajar sobre la situación procesal de su hermano”, manifestó.
 
Cabe acotar que el más joven de los Rojano, por consejo de Rojas, pidió declarar ante la fiscal Martha Nieva, y en su deposición aseguró que Mercado arribó al local de ambos acompañado por tres personas más, quienes provocaron la pelea.
 
Rojas expresó, asimismo, que “por ahora, solamente  prestará  su declaración Matías, y luego discutiremos qué determinación tomar en relación con la situación de Juan Carlos”.
 
Por último, el defensor recordó que la fiscal ordenó en un primer momento la detención de los hermanos bajo la imputación de “lesiones gravísimas”, y no de “homicidio en grado de tentativa”, y con la muerte de Mercado cambió la imputación a “homicidio agravado”. 
 
“Analizando esto, con la muerte de la persona, se convertiría en homicidio preterintencional”, aseguró Rojas. 
 
Cabe recordar que el 12 de diciembre pasado, Yamil y su hermano sostuvieron una pelea con sus primos, los Rojano, y producto de un fuerte golpe en la cabeza que el joven recibió durante la gresca falleció tres días después.