22
Lun, Abr
0 Nuevos artículos

Volvió a trabajar el empleado judicial al que le realizaron un operativo antidrogas en su vivienda

Noticias

La semana pasada, la Corte de Justicia de Catamarca volvió a poner en funciones a Sergio Martínez, el empleado judicial al que le secuestraron 23 plantas de marihuana en su casa. 

El objeto de investigación era su hijo, quien fue detenido durante el operativo antidrogas el 19 de febrero pasado. 
 

Fuentes judiciales informaron que el máximo organismo de Justicia de la provincia, quien en un principio decidió sumariar al judicial y suspenderlo de sus servicios, ahora dio marcha atrás y consideraron que el delito estaba en el joven de 27 años y no en el padre. 

Cabe destacar que el domicilio donde se incautó la droga, donde aparentemente se la cultivaba, era el mismo declarado por el empleado judicial como legal, incluso testigos mencionaron que los elementos secuestrados y la magnitud de los ejemplares, hacen imposible no saber por parte de terceros sobre la actividad ilícita que se llevaba a cabo en el sitio allanado por las fuerzas policiales. 
Cabe recordar que el día antes mencionado, alrededor de las 14, luego de un minuciosa tarea investigativa, efectivos de la Dirección Drogas Peligrosas de la Policía de la Provincia montaron un operativo y se constituyeron detrás del Club Tiro Federal y Gimnasia de Andalgalá, donde habrían sorprendido infraganti a un joven de 23 años, quien circulaba a bordo de una motocicleta Corven Hunter 150 cc., de color rojo, mientras comercializaba estupefacientes utilizando la modalidad delivery. 
Luego, bajo las directivas de la Justicia federal, materializaron allanamientos simultáneos en el barrio La Banda del distrito Julumao, propiedad de la familia Ormachea, como así también en otro inmueble de intersección de las calles Virgen del Carmen y Núñez del Prado, donde reside la familia Martínez. 
En la primera vivienda, donde vive el ahora detenido, los policías incautaron un trozo compactado de 183 gramos y gran cantidad de dosis de marihuana listas para comercializar, dinero en efectivo, 25 cartuchos calibre 9 mm., varias semillas de la variedad cannabis sativa y elementos sustraídos. 
Asimismo, en el domicilio restante (de Martínez), los investigadores hicieron lo propio con 23 plantas de marihuana de entre 2 y 2,50 metros de altura, que estaban siendo cultivadas en el lugar, picadura de la misma sustancia estupefaciente y, al finalizar la medida judicial quedó en calidad de detenido otro joven de 27 años (el hijo del empleado).