09
Dom, Dic
3 Nuevos artículos

Se implementará un nuevo sistema para cobrar el agua

Noticias

Fue presentado por aguas de Catamarca en la ultima audiencia. Implica reducir las categorías para la facturación. Se avanza hacia el cobro del consumo.

En la última audiencia pública, la empresa Aguas de Catamarca SAPEM presentó una propuesta para actualizar las tarifas. Pero también ingresó un nuevo régimen tarifario que implicará cambios en las categorías con las que la empresa cobra en la actualidad el servicio de agua y cloacas. Por la actualización tarifaria, la empresa solicitó un incremento del 225%. Pero la consultora Sigla, contratada por el ENRE para analizar el impacto del incremento, advirtió que por el cambio en las categorías podría producirse otro incremento encubierto para algunos usuarios que alcanzaría a un 18% más. 
 
Ahora el ENRE tiene un plazo de 30 días para emitir una resolución. 
 
El nuevo régimen tarifario ya había sido solicitado por el ENRE en 2015, cuando se autorizó el último incremento para el agua. 
El director de Tarifas y Costos del Servicio Sanitario del ENRE, Germán Nadal, explicó que el cambio en el régimen tarifaria, no es un trámite sencillo. 
 
En la actualidad la empresa mantiene una estructura que fue heredada de Obras Sanitarias que contempla 46 categorías. Son 27 para el servicio medido de agua y 19 para el no medido. "Había zonas en las que no se podía medir ni calcular cuánto era el consumo y por eso el cobro se basaba en valuación de la propiedad de los usuarios . Se obtenía una puntuación que era la base de la valuación", explicó Nadal. 
 
Aquel sistema basado en los tipos de vivienda quedó desactualizado porque establece un cargo fijo igual para el que consume 10 o 50 metros cúbicos de agua. 
 
La propuesta de la empresa es avanzar en un régimen de transición, que podrá implementarse cuando lo autorice el ENRE. Esto implicará la desaparición y unificación de algunas categorías.  En este cambio se propone que el sistema medido sea con 12 categorías: 3 residenciales (familias) ; 2 no residenciales (comercios), 1 mixto tanto para agua y agua y cloaca. En tanto que el sistema no medido tendría 8 categorías: 3 residenciales, 1 para comercios ya sea con el servicio solo de agua o agua y cloaca. Durante el régimen de transición se mantedrá todavía el cargo fijo para el consumo, aún así este cambio en la estructura podría significar otro incremento para algunos usuarios. 
 
Mientras se implementa el régimen de transición, la empresa deberá organizarse para un nuevo régimen tarifario que sería el definitivo y que podrá tratarse en la audiencia para la revisión quinquenal. 
 
En este caso se aspira a tener a todos los usuarios con un sistema medido. Estaría organizado en usuarios residenciales, con cuatro categorías (inmuebles, baldíos ya sea con agua o con agua y cloacas). Y luego una categoría no residencial, con cuatro categorías (comerciales e industriales ya sea por el servicio de agua o para agua y cloacas). 
 
En este caso, la factura tendrá dos componentes: un cargo fijo equivalente a un volumen máximo de consumo, según la categoría de usuario, y un cargo variable con valor escalonado de acuerdo al volumen excedente consumido.